Home / Trabajo / ¿Qué hacer cuando tu jefe te grita o humilla?

¿Qué hacer cuando tu jefe te grita o humilla?

En la vida nos tocará enfrentarnos a situaciones difíciles y puede que una de ellas sea lidiar con un jefe que nos grita o quiera pasar por encima de sus empleados con actitudes prepotentes, que al final pueden traer problemas de inseguridad o autoestima a las personas que reciben este maltrato.

Renunciar o salir corriendo de este lugar es lo primero que se te puede pasar por la mente, aunque sea el empleo de tus sueños y signifique mucho para ti, pero lo que sí es cierto es que NADIE merece ser maltratado verbal, física o psicológicamente en ningún puesto laboral.

Pero entonces, ¿qué hacer cuando te humillan en el trabajo?

Lo ideal en realidad sería conversar tranquilamente con el jefe sobre lo que está sucediendo, aclarando los puntos y exigiendo respeto, pero si esto no se puede conseguir entonces tendrás que acudir a otras medidas para que mejore o cambie esta situación de tipo personal-laboral.

Estos son algunos consejos para cuando tienes un jefe que te humilla en tu ambiente laboral.

  • Hacer una denuncia públicamente a cualquier organización encargada de velar por los derechos y beneficios de cada trabajador de nuestro país, tener apoyo es fundamental en esta situación.
  • Nadie merece aguantar diariamente a una persona gritando, debes darte cuenta lo que vales al igual que tu trabajo para saber retirarte a tiempo de este lugar y conseguir un empleo mejor donde si te valoren.
  • Crear un grupo de trabajo en una red social como whatsapp, discutir lo que está sucediendo con el jefe prepotente donde cada quien dará su opinión y así tomen las decisiones correctas luego.

¿Por qué mi jefe me grita? Perfil psicológico.

Por regla general, una persona que grita es insegura y miedosa, es como los perros rabioso que atacan a morder. Necesitan sentirse poderosos y su conclusión es que si no marcas a tus empleados, no eres un jefe o una jefa.

Un jefe que grita es una persona estresada con muchos complejos, quizás sepas más que él y necesita mantenerte ‘a raya’ y enseñarte quién es el jefe. Si nos lees desde España probablemente entiendas más de esto que estamos contando porque el sistema laboral funciona con intermediarios y jefecillos inútiles que no sabemos aún para qué sirven todavía.

Su método para controlar al ganado, la intimidación verbal y restar energía a los que son más eficientes quizás para retrasar el trabajo con los clientes y cobrar más meses por un servicio que se hace en una semana.

Lo cierto y curioso es que usan diversas técnicas para dejar KO al trabajador/a. Como dar mil instrucciones sin un orden preciso para después gritarte o tratarte a su antojo, preguntas que no te va a dejar responder, hay toda una técnica que a algunos jefes les sale de nacimiento.

jefe que grita

Si además tu jefe es machista

¿Cómo frenar los chistes de rubias o morenas? Y si te defiendes ya eres el mal llamado término feminazi. Desde un principio tienes que frenarlo, si ya estás metida en la cotidiana vida laboral machista ataca de forma sutil a los chistes: Perdona, es que no te he entendido, no sé si estás tratando de hacer un chiste sobre mujeres, si me lo puedes desglosar.

Se puede humillar al tonto que te suelta machismos en tu trabajo al instante con otra pregunta y terminando con un: ¡ah! ¿y eso es gracioso en tu entorno familiar no? ¡bravo chaval! Y en voz alta a las compañeras le pides que vuelva a contar el chiste a ver si alguna lo entiende, ya sea un compañero o tu jefe, si es un intermedio busca a una jefa de su rango y dile que tu jefe le cuente el chiste a ella también que nos vamos a reír mucho.

¿Cómo contestar a un jefe prepotente? 

Aunque en ocasiones decidimos seguir en ese empleo donde el jefe y otras personas gritan por todo, ya sea porque lo necesitamos o porque no tienes tiempo o conocimientos para andar buscando otro trabajo mejor, debes tener cuenta y poner en práctica los siguientes consejos para que mejore o cambie la situación:

  • Busca ganarte la confianza del jefe, poniéndose en su lugar, generar soluciones a cada problema, cumplir con todo el trabajo prometido, llegar a tiempo, etc… ya que ganando la confianza podrán ser más amenas las interacciones, incluyendo atención y ayuda por parte del jefe.
  • Estar anticipado a los problemas que puedan surgir en la empresa es otro importante consejo, alertarse para tener una buena reacción.
  • Si te toca confrontar a tu jefe en algún momento trata siempre de mantener una actitud tranquila, profesional, sin vulgaridades ni ataques aunque tu jefe se salga de sus cabales, lo mejor es terminar la discusión y retirarse del lugar.
  • Si ningún consejo funciona ni has aprendido cómo hablar con tu jefe sin miedo debes proteger tu cuerpo y mente para que esta situación no te afecte, de manera que puedas continuar en tu lugar de trabajo ya que lo necesitas. En este momento tendrás que ser fuerte.

En fin, lidiar con un jefe estricto no es nada fácil pero si tenemos la opción de cambiar su actitud, dando lo mejor de nosotros en cada actividad, también conservando la paciencia podremos encontrar las mejores soluciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *